El valor de la Misa

⛪ ¿Nos hemos preguntado alguna vez cuánto vale una misa?


🔹Muchos santos sí lo hicieron y la Iglesia ha hablado de ello frecuentemente. Llama poderosamente la atención lo que dijo S.Bernardo de la misa:

“Más merece el que devotamente oye una misa en gracia de Dios, que si diera todos sus bienes para sustento de los pobres”

Cuando se lee esta frase por primera vez puede alguien tener la tentación de pensar que es una exageración para exaltar un acto litúrgico y así provocar la asistencia al mismo. 
Por supuesto que ya es una garantía, que esta afirmación sea proclamada por quien lo dejó todo (y tenía una cómoda posición social y económica como hijo de los señores del castillo de Fontaines-le Dijon) para marchar a un convento cisterciense. Pero es que además S.Bernardo es uno de los Doctores de la Iglesia lo que añade autoridad y fuerza a sus manifestaciones.

¿Qué es la Fe ?

(De los escritos de la Sierva de Dios Luisa Picarreta)

Jesús le dijo a Luisa: "La Fe es Dios".

Pero esas dos palabras contenían una luz inmensa, que es imposible de explicar; pero lo diré como pueda.

En la palabra "Fe" comprendía que la fe es Dios mismo. Y así como el alimento material da vida al cuerpo para que no muera, así la fe da vida al alma; sin la fe el alma está muerta. La fe vivifica, la fe santifica, la fe espiritualiza al hombre y le hace tener la mirada fija en un Ser Supremo, de modo que nada aprende de las cosas de acá abajo, y si lo aprende, lo aprende en Dios. ¡oh, la felicidad de una alma que vive de fe! Su vuelo es siempre hacia el Cielo. En todo lo que le sucede se contempla siempre en Dios, y he aquí cómo: en la tribulación, la fe la eleva en Dios y no se aflige por ella, ni siquiera se lamenta, sabiendo que no debe formar aquí su contento sino en el Cielo! Así también, si la rodean la alegría, las riquezas y los placeres, la fe la eleva en Dios y le hace decir dentro de sí: ¡Oh cuánto más rica y más feliz seré en el Cielo! Por lo cual siente fastidio de estas cosas terrenas, las desprecia y se las pone bajo los pies. (...)