¿Qué es la Biblia?

La palabra Biblia procede, a través del latín "biblia", del griego "biblía" y significa "Los Libros".

Santa Biblia
Santa Biblia
Según el Catecismo de la Iglesia Católica, CIC, la Biblia es una colección de 73 libros (46-AT y 27-NT). El canon o lista de los demás libros sagrados se definió por primera vez bajo el pontificado de san Dámaso I, en el Concilio de Roma del año 382, siendo esta versión la que Jerónimo de Estridón (San Jerónimo) tradujo al latín, versión comúnmente conocida como "Vulgata".

Este canon fue confirmado en el Concilio de Hipona en el año 393, ratificado en el III Concilio de Cartago en el año 397 y en el IV Concilio de Cartago en el año 419.

Cuando los reformadores protestantes sancionaron este canon fue establecido de forma definitiva al ser declarado dogma de fe en la cuarta sesión del Concilio Ecuménico de Trento 8 de abril de 1,546.

La Biblia está escrita por muchos  autores, en épocas diferentes, en estilos literarios diversos y en distintas lenguas: hebreo, arameo y griego. Éstas son las llamadas lenguas sacras.

Encontramos en la Biblia dos puntos fundamentales:

1) Qué es Dios para los hombres y el proyecto que Él realiza en la vida y en la historia: que la humanidad tenga vida y se salve.

2) Muestra quíenes son los hombres a través de su encuentro con Dios y las consecuencias:
a) convertirme aceptando el proyecto de Dios para mi vida y caminando según según su voluntad.
b) Encerrarme en mi egoísmo rechazando cualquier clase de vida que no sea según mi propio interés.

En la Biblia está el drama de la vida del hombre, tanto de ayer como de hoy. Es un espejo donde podemos ver y reconocer nuestras vida y nuestra historia.

La Biblia es el libro de la Palabra de Dios en que se nos enseña lo que Dios ha hecho y ha dicho para nuestra salvación.

Otros nombres que se le dan a la Biblia son:

- Sagrada Escritura, porque trata de cosas religiosas.

- Palabra de Dios, porque es la Palabra de Dios escrita por el hombre.

- Libro de la Revelación, porque Dios lo reveló, se la dio a conocer a los hombres. "Dios es luz y en él no hay obsuridad alguna" - 1 Juan 1, 5.

- Libros Inspirados, porque fueron escritos por hombres inspirados por Dios.

Jesucristo es la Palabra de Dios hecho hombre. "En diversas ocasiones y bajo diferentes formas, Dios habló a nuestros padres, por medio de los profetas, hasta que en estos días que son los últimos, nos habló por medio de su Hijo" - Hebreos 1,1.

La Biblia es la narración de una historia en que se describe la realización del "Plan salvífico de Dios" sobre los hombres, Efesios 1, 3-10.

Para reflexionar en los grupos de oraciones:

a) ¿Qué significa la palabra Biblia?

b) ¿Cómo muestra la Biblia a Dios?

c) ¿Cómo muestra la Biblia a los hombres?

d) Leer y comentar el Salmo 1

El valor de la Misa

⛪ ¿Nos hemos preguntado alguna vez cuánto vale una misa?


🔹Muchos santos sí lo hicieron y la Iglesia ha hablado de ello frecuentemente. Llama poderosamente la atención lo que dijo S.Bernardo de la misa:

“Más merece el que devotamente oye una misa en gracia de Dios, que si diera todos sus bienes para sustento de los pobres”

Cuando se lee esta frase por primera vez puede alguien tener la tentación de pensar que es una exageración para exaltar un acto litúrgico y así provocar la asistencia al mismo. 
Por supuesto que ya es una garantía, que esta afirmación sea proclamada por quien lo dejó todo (y tenía una cómoda posición social y económica como hijo de los señores del castillo de Fontaines-le Dijon) para marchar a un convento cisterciense. Pero es que además S.Bernardo es uno de los Doctores de la Iglesia lo que añade autoridad y fuerza a sus manifestaciones.

¿Qué es la Fe ?

(De los escritos de la Sierva de Dios Luisa Picarreta)

Jesús le dijo a Luisa: "La Fe es Dios".

Pero esas dos palabras contenían una luz inmensa, que es imposible de explicar; pero lo diré como pueda.

En la palabra "Fe" comprendía que la fe es Dios mismo. Y así como el alimento material da vida al cuerpo para que no muera, así la fe da vida al alma; sin la fe el alma está muerta. La fe vivifica, la fe santifica, la fe espiritualiza al hombre y le hace tener la mirada fija en un Ser Supremo, de modo que nada aprende de las cosas de acá abajo, y si lo aprende, lo aprende en Dios. ¡oh, la felicidad de una alma que vive de fe! Su vuelo es siempre hacia el Cielo. En todo lo que le sucede se contempla siempre en Dios, y he aquí cómo: en la tribulación, la fe la eleva en Dios y no se aflige por ella, ni siquiera se lamenta, sabiendo que no debe formar aquí su contento sino en el Cielo! Así también, si la rodean la alegría, las riquezas y los placeres, la fe la eleva en Dios y le hace decir dentro de sí: ¡Oh cuánto más rica y más feliz seré en el Cielo! Por lo cual siente fastidio de estas cosas terrenas, las desprecia y se las pone bajo los pies. (...)